Seguro dental económico

Sufrir de un terrible dolor de dientes por no tener suficiente dinero para pagar un seguro dental es una triste realidad para muchos. El cuidado preventivo a menudo reduce la necesidad de someterse a procedimientos complicados, pero los exámenes rutinarios y limpiezas periódicas a menudo cuestan mucho si no se tiene un seguro dental económico. Afortunadamente, el seguro dental hoy en día es menos caro y más fácil de obtener de lo que la gente cree.

Existen dos tipos de cobertura. Puede obtener su plan individualmente o a través de un empleador.

Pólizas grupales del empleador

Si tiene derecho a recibir beneficios de seguro médico, inscríbase también para recibir un plan dental. Generalmente está disponible independientemente del seguro médico y a menor costo. Muchas empresas incluso ofrecen seguro dental a sus empleados de media jornada. La selección varía dependiendo de cada empleador. Algunos ofrecen los beneficios inmediatamente, mientras que otros tienen un período de espera de hasta un año (y otros ni siquiera los ofrecen).

Planes individuales

Las pólizas individuales generalmente son más caras que las que ofrecen los empleadores, porque usted debe pagar el costo completo. No obstante, a menudo valen la pena. Generalmente las limpiezas y exámenes de rutina no llevan un copago ni un deducible. Si necesita realizarse un procedimiento importante, como un tratamiento de conducto (endodoncia), el ahorro valdrá la pena, a pesar de las primas mensuales que debe pagar.

Existen diversas formas de encontrar un plan individual. Pida una cotización por Internet. Muchos sitios web le permiten comparar las pólizas ofrecidas por diversos proveedores. Si le resulta complicado encontrar una póliza usted solo, contáctese con un agente de seguro médico para que efectúe la búsqueda. Los consultorios odontológicos son otro recurso excelente para encontrar opciones de seguro dental.

A veces, el seguro dental económico no está disponible, especialmente si su empleador no lo ofrece como beneficio. Los planes de descuento, las facultades de odontología, las clínicas comunitarias y los planes de asistencia médica del gobierno también son opciones interesantes.

Consultar al dentista periódicamente le permite ahorrar dinero. El cuidado preventivo mantiene los dientes saludables y permite que los dentistas encuentren problemas cuando estos aún son leves (y menos costosos de corregir). Esto se logra fácilmente si tiene seguro. Conozca más acerca de cómo aprovechar al máximo su póliza de seguro dental en la sección de recursos de Colgate Cuidado Bucal.

Fuente: MorgueFile