Cómo encontrar un dentista en su zona

Cuando trate de encontrar un dentista para su familia, las opciones al comienzo pueden ser abrumadoras. Sin embargo, si usted tiene presente las necesidades particulares de su familia, puede encontrar el dentista adecuado rápidamente.

Dónde comenzar

Siempre puede abrir las páginas amarilla y comenzar a llamar a los dentistas que figuran en la lista para ver cuál de ellos está aceptando nuevos pacientes. No obstante, si adopta este método, está asumiendo un riesgo en cuanto a la calidad del proveedor de atención médica. Una forma mejor y más rápida de encontrar un dentista es visitar el sitio web de su compañía aseguradora para buscar allí proveedores participantes en su red.

Muchas personas también consultan a sus familiares y amigos para que les recomienden a un profesional. Recuerde que la gente tiende a tener reacciones bastante fuertes (ya sean positivas o negativas) frente a los proveedores de atención médica, y generalmente son leales a sus propios dentistas. Tenga en cuenta que puede ser que el dentista del cual su vecino habla maravillas no esté tomando pacientes nuevos. Una buena idea es colocar algunos profesionales en su lista, de modo de tener alternativas si su primera opción no prospera. Otra idea es realizar una búsqueda en Internet de dentistas en su zona.

Muchos dentistas tienen sus propios sitios web, que usted puede revisar para ver qué tipo de servicios brindan y conocer al equipo dental que trabaja con él/ella.

Reducir la lista

Una vez que tenga su lista de dentistas, comience a llamar a sus consultorios y realice algunas preguntas. Tenga en cuenta las necesidades de su familia. ¿Tiene hijos pequeños y necesita un dentista que se especialice en pediatría? (Conozca más acerca del cuidado de los dientes de sus hijos/as en el centro de Recursos de Salud Bucal y Dental de Colgate.) Pregunte cuán sencillo es concertar una cita tanto para las revisiones de rutina como en el caso de las visitas de emergencia. Piense en cómo se siente luego de realizar su llamada. El personal del consultorio, ¿es amable o le hace sentir como si les estuviera molestando?

Una vez que reduzca su lista a dos o tres opciones, concierte una cita. Preste atención a cómo se comporta el dentista en la consulta. ¿Escucha activamente, prestando atención a sus preguntas e inquietudes? La forma en la que se sienta al abandonar el consultorio es un gran indicador de cuán adecuado es un dentista particular para usted y su familia.

Por último, si empieza a ver a un dentista y descubre que el consultorio o el profesional no son los que usted necesita, no tenga miedo de cambiarse a un consultorio diferente. Siga probando diferentes opciones hasta que encuentre el apropiado.

Fuente: Flickr