Cómo montar un Kit del Ratoncito Pérez

Una de las mejores partes de ser padre es jugar el papel de Santa, el de conejito de Pascua y, por supuesto, el del Ratoncito Pérez. Pero a diferencia de Navidad y Pascua, el Ratoncito Pérez es llamado a trabajar en los momentos impredecibles. Entonces, ¿cómo estar preparado? La respuesta: montar un kit del Ratoncito Pérez. Aquí está cómo.

¿Cuándo se juega como el Ratoncito Pérez?

Usted no necesita los suministros del Ratoncito Pérez hasta cuando su hijo comience a perder los dientes. Para la mayoría de los niños, esto va a suceder alrededor de los seis años. Según la Asociación Dental Americana, su hijo probablemente perderá los incisivos pequeños primero. Ésos son los dientes en la parte delantera de la boca de su hijo en las secciones superiores e inferiores. Después de eso, se pierden los caninos en el centro y los molares cerca de la parte posterior.

Por supuesto, su hijo ya no puede creer en el Ratoncito Pérez en el momento que él o ella pierde los últimos dientes. Muchos niños todavía tienen dientes primarios a la edad de once o doce años. Pero guarde el kit del Ratoncito Pérez de su hijo más joven como un recuerdo para los nietos.

¿Qué poner en mi Kit del Ratoncito Pérez?

Un equipo bien preparado le ahorrará de diligencias frenéticas cuando el niño pierde un diente. Para estar equipado totalmente, debe tener a mano estos artículos:

  • Dinero en pequeñas cantidades: Según un informe reciente de Los Angeles Times, los pagos del Ratoncito Pérez han subido en los últimos años. Pero eso no significa que usted tiene que romper la alcancía para sorprender a su hijo. La fuente afirma que el pago promedio es ahora $2,42 USD en comparación de $2,10 USD en 2011. Tenga billetes pequeños y monedas a mano para que usted no tenga que pagar más porque no se encuentra preparado.
  • Dispensador de hilo dental: Sea creativo y de algo más que dinero. Su joven niño le encantará encontrar un juguete como un dispensador de hilo debajo de su almohada. Esto sólo le podría inspirar a su hijo el utilizar el hilo dental más a menudo. Añada un nuevo cepillo de dientes para más diversión.
  • Premio en forma de diente: Utilice un cortador de galletas en forma de diente para crear un premio de boca feliz. Complemente este pequeño obsequio con alguna parte de su rutina dental que él haga particularmente bien. Usted ayudará a producir una sonrisa en la cara de su hijo, y si él piensa que lo está viendo el Ratoncito Pérez, él va a estar más dispuesto a poner más tiempo y esfuerzo en sus dientes diariamente.
  • Pluma y papel colorido: Escriba una breve nota en papel de colores y fije una nueva meta de higiene dental para su hijo. Por ejemplo, tal vez él necesita pasar más tiempo cepillando la parte posterior de la boca. Escriba una nota personal del Ratoncito Pérez con instrucciones para hacer un mejor trabajo. Hacerlo es útil y positivo.

Si usted está preparado con un kit de la buen Ratoncito Pérez, puede utilizar esta oportunidad especial para poner una sonrisa en la cara de su hijo y mantener esa sonrisa sana durante años.

¿Listo para el Ratoncito Pérez?

Pruebe uno de los productos para niños para dar a sus hijos las herramientas que necesitan para mantener sus dientes saludables e impresionar al Ratoncito Pérez.